domingo, 17 de enero de 2016

Privilegios


¡Hola queridos lectores!

En esta ocasión quiero hablarles de la gente que cree los demás son bendecidos con su tiempo y su presencia, ciertamente el tiempo que le dedicamos a alguien es un regalo que por más que lo deseemos no regresará, sin embargo me refiero a personas que creen que por estar dentro de una institución es la misma institución la que tiene el “privilegio” de tenerlos como alumnos y de ninguna manera se ven a sí mismos como los “privilegiados” por poder decir que pertenecen a dicha institución.
Como algunos de ustedes sabrán, ya que si la memoria no me falla lo escribí en alguna de las primeras entradas, yo soy orgullosamente politécnico, sí, tal como dice el eslogan de canal once, no solo me siento orgullosa de ello sino que en el momento que supe que había sido aceptada sabía que se me había otorgado un privilegio que a muchas personas les fue negado, ok, quizá no era consciente de ello, pero con el tiempo y con las amistades y conocidos que no logran concluir es algo de lo que una se va dando cuenta, además de ver las cifras de las personas rechazadas tanto en el IPN, como en la UAM y la UNAM.
No he tenido oportunidad de hablar con personas egresadas de la UAM al respecto, pero con las que he hablado de la UNAM también sienten lo mismo o algo muy parecido, yendo al punto y aunque creo que ya me he quejado (por así decirlo) de mis compañeros en algunas ocasiones, hay algo que por más que lo pienso y lo pienso no termina por entrarme en la cabeza. Por muchos de sus comentarios está claro que dos de ellos piensan que la institución es afortunada por tenerlos como alumnos, respecto a los otros chicos quizá lo piensen o no, simplemente no lo han expresado; estos dos chicos sí, el chico más que la chica.
Por ejemplo, aunque el descontento es genera, cuando se nos indica que se tendrá actividad por la tarde estas personas son las que más se quejan, cuando por alguna razón la persona que nos citó no llega el chico ha comentado algo como

-¿Y qué se cree que voy a estar aquí esperando hasta que se le ocurra llegar?
-Pues sí, quizá se ocupó con algo, hay que esperar un poco más
-¡No tengo su tiempo!, ¡también tengo cosas que hacer!
-Pero tenemos que esperar
-¿Porqué? Si ya esperé 15 minutos ¡15!
-Te comprometiste como estudiante de tiempo completo, hay que esperar
-Con esta persona no me comprometí, no tiene por qué hacerme esperar

¿? Una persona que ha dedicado su vida al estudio e investigación, que pudo haberse atrasando unos minutos analizando algo en el laboratorio o preparando artículos y presentaciones para congresos nacionales e internacionales ¿no tiene por qué hacer esperar a un niño que va terminando la licenciatura y que tiene mucho que aprender? Es cierto que hay que respetar el tiempo de los demás, pero también es cierto que cada uno de nosotros tenemos la obligación de esforzarnos para lograr lo que queremos, así sea esperar un poco, llegar tarde a casa, desvelarse.
Quiero aclarar que no me refiero únicamente a aspectos académicos, sino a cualquier aspecto de la vida, por ejemplo, yo quiero mantener este blog, el cual ya tiene poco más de 5 años de vida, y aunque sé que no soy tan constante como me gustaría busco darme el tiempo para pensar lo que quiero contarles y para escribirlo, es por ello que algunas entradas son publicadas bastante noche, igual pasa si alguien quiere comprarse un auto o una casa, irse de viaje, conseguir un mejor empleo, hay cosas que debemos dejar de hacer (dejar de quejarse es la principal –que yo me sigo quejando con ustedes-)y otras que debemos empezar a hacer, por ejemplo ahorrar, desvelarnos o madrugar para tomar un curso que nos ayude a mejorar en el trabajo, no sé, hay infinidad de cosas que se pueden hacer para tratar de mejorar, pero una vez que uno está en camino a ello sólo está permitido eso: mejorar. Quejarse está bien, pero definitivamente no hay que estancarse en las quejas y hay que seguir intentando ser mejores, buscar la forma de superarse a sí mismo, nunca a los demás.
Que tengan una hermosa semana queridos lectores, estoy tratando de llevar una agenda este año, quizá así no olvide el aniversario del blog. Aunque 4 meses atrasado muchas gracias por estos 5 años de paciencia, de comentarios, gracias por las ¡11217 visitas! y por ser mi paño de lágrimas, descarga de enojos, frustraciones y alegrías, ¡Voy por más!

                                           G R A C I A S^_^

viernes, 8 de enero de 2016

Feliz 2016

Hola mis queridos y hermosos lectores, sí, en este blog hay pura gente hermosa y no se atrevan a decir lo contrario. En este primer post del año tengo tantas cosas que decirles que no sé por dónde empezar, partiendo del hecho de que tenía 3 ideas de post antes de que terminara el año y gracias a una charla por whatsapp algo se movió en mi cabeza y es sumamente probable que saque esa inquietud con ustedes (sí, otro post sobre mis traumas).
Escribo en esta noche de viernes (casi sábado) porque no había prendido la compu en un buen rato y porque antes de ponerme a escribir me dediqué a leer al memo y a la comehierbas, un blog sumamente recomendado para aquellos que quieran unirse al veganismo, estos dos chicos por azares del destino se convirtieron en veganos y crearon el blog vegan police, le di una revisada y es muy bueno, tiene varios datos útiles, algunos graciosos, recomendaciones de restaurantes y nutricionales; es información muy útil para los veganos declarados o en transición y para los omnívoros, para que vean que no es necesario consumir carne para ser fuertes y saludables.
Yo no soy vegana, ni vegetariana, ni omnívora. No soy omnívora porque hay muchos alimentos que como no me gustan no los consumo, como la cerveza y las gorditas de chicharrón, así como algunos vegetales; no soy vegetariana porque sigo sin diferenciar bien qué es lo que puede comer un vegetariano y qué no, me es más sencillo identificar una dieta vegana: NADA que venga de un ser vivo, pero debido a la falta de tiempo y dinero no me ha sido posible establecerme como tal, además hay que sumarle todos los comentarios de las personas a mi alrededor, bueno, no me importa tanto lo que la gente a mi alrededor diga sobre lo que me llevo a la boca, sin embargo mi madre no termina de aceptarlo y eso me lo dificulta cuando cocina ella, ya que desde que recuerdo prefiero comer el caldo de pollo sin pollo, o sea, las verduras, el caldo y el regaño de mi madre para que me comiera la carne =P
Por otro lado, leyendo el blog de estos chicos y los comentarios de otros veganos las recaídas son normales en esta transición, me imagino que viene siendo el equivalente a dejar de fumar o tomar: hay una parte dentro de ti que se niega a aceptarlo aunque estés más que decido y mentalizado a ello. Esa pequeña o gran parte dentro de ti es la que te dice una y otra vez que no puedes hacerlo y ves mil obstáculos en el camino (como la falta de tiempo y dinero en mi caso) y te terminas convenciendo de que no puedes hacerlo, así que regresas a ello. En mi caso uno de los obstáculos que veía era la falta de opciones, no tanto que no hubiera, sino que no eran fáciles de conseguir, por fortuna la creciente cantidad de veganos en el país ha hecho que la demanda aumente y con ello la oferta, se ha vuelto muy cómodo y económico ir a la tienda naturista por un paquete de carne de soya preparada, ya sea al pastor, hamburguesas, ceviche y demás, hay supermercados que ya la venden y rinden bastante bien dependiendo de cómo se preparen, sin embargo hay algunos alimentos que no se consiguen tan fácil o que son caros como el queso, además de que dependiendo de la marca que se compre cambia el sabor.
Si quieren cambiar la dieta, ya sea sólo para bajar de peso, ser un poco más saludables o un cambio tan drástico como este yo les recomiendo ir poco a poco, en mi caso empecé dejando la leche de vaca para tomar leche de soya de sabor hasta que mi estómago y paladar aceptaron la natural, en el punto de disminuir el consumo de carne en guisados no tengo tanto problema ya que de por sí trato de servirme vegetales, sin embargo los problemas los tengo en cosas más simples: yogurt, jamón y queso para ensaladas y sándwiches, crema para las enchiladas, las deliciosas alitas de pollo, debido al proceso que llevan la gelatina y el azúcar pueden ser considerados como no veganos, así que de acuerdo a lo que he leído depende del criterio de cada quien comerlos o no.
Como ya he dicho en publicaciones anteriores, los cambios son difíciles, llevan tiempo y sin duda mucho esfuerzo, estamos empezando el año y muchas personas lo consideran como el momento ideal para iniciar muchas cosas, proyectos, mejoras y demás, muchos empezarán alguna dieta (o ya la dejaron), se inscribirán al gimnasio o querrán tomar clases de algo, es bueno, no por el inicio de año que me parece algo muy trillado, es bueno porque es retarse a uno mismo y sin duda alguna es sumamente importante iniciar algo, pero lo es más mantenerse en ello y volver a empezar las veces que sea necesario hasta que la idea de rendirnos parezca absurda, así es como se crean o se cambian hábitos, se deja de fumar  o se deja de comer frituras cuando se escriben post (hace mucho no lo hacía, en serio).
Espero de todo corazón que sea un gran año para ustedes, que todas las metas que se propongan se cumplan, pero sobretodo que haya mucha salud en sus vidas y mucho amor, y si no hay amor del que da otra persona no se preocupen, que el más importante es el amor propio, un abrazo bien fuerte para cada uno de ustedes =*