domingo, 24 de noviembre de 2013

Ocupada



Hola queridos lectores

Quisiera decirles que ésta es una de esas entretenidas e interesantes entradas que en ocasiones aparecen por aquí pero no lo es, lo cierto es que he estado ocupada en varios asuntos personales que no me he hecho un espacio para escribir aquí con la regularidad que se merecen (si ya creo que 1 entrada a la semana es poco siento que 1 entrada en 2 semanas es imperdonable), de cualquier modo me disculpo por ello y como no me gustan las promesas rotas no prometo que no volverá a pasar ya que es posible que vuelva a pasar, sin embargo sí tengo muchas ideas para plasmar aquí respecto a acontecimientos recientes (ok, sólo 2) como lo son el alza del precio del boleto del metro o el buen fin, sí, fui víctima de las compras de oferta, pero oigan, donde compré sí eran ofertas y aunque quizá no ocupe de inmediato lo que compré son cosas que eventualmente iré ocupando.

Espero poder darme un tiempecito el siguiente fin para escribirles al respecto y de otros temas que surjan en la semana, lamento no poder hacerlo tan seguido pero debido a ciertos cambios en mi vida no cuento con internet entre semana así que a aguantarnos hasta el fin.

Bonita semana queridos lectores y no odien el lunes.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Baños


*El contenido de ésta entrada puede no ser apto para público sensible y/o asqueroso*


No sé por qué pero soy de las personas que creen que uno se puede enterar de todo en el baño, quizá sea la única persona que lo piense así, pero lo empecé a creer cuando me encontraba estudiando el bachillerato: una señora (nunca supe si fue secretaria, maestra, trabajadora social o qué) se encontraba diciéndole a otra que cierto sujeto casado andaba “complaciendo” a alguien que no era su esposa, no complaciéndola en un plano sexual, sino que algo que la sujeta quería el sujeto se lo compraba y cosillas del estilo, no recuerdo bien si el tipo era esposo de una de ellas o de una de sus amigos pero una de ellas se encontraba muy molesta al respecto.


En ese entonces lo que pasó por mi mente fue algo parecido a “¿por qué estas señoras hablan de algo así donde cualquiera se puede enterar?” Ahora que lo pienso cualquiera se podía enterar menos sus compañeros de trabajo ya que entraron al baño de estudiantes (sí, los trabajadores tenían otro baño al que entraban con llave). 

Pues bien en el baño del trabajo, escuela o cualquier baño púbico te puedes enterar de muchas cosas o presenciar anécdotas por demás bizarras.
 
Por ejemplo, el otro día en el baño del trabajo una señora estaba por inyectar a otra, prepararon la inyección en los lavabos y la inyectó no sé dónde porque justo en ese momento salí xD


Aunque lo más bizarro que me ha pasado es que una chica me pidiera papel justo cuando entré al baño (WTF?), no sé cuánto tiempo llevaba la pobre chica esperando, yo entré al baño de a un lado, me pidió papel y de inmediato salió, ello me llevó a pensar que la chica terminó sus necesidades cuando se percató dela falta de papel y “casualmente” nadie había entrado en los baños de junto por lo que tuvo que esperar por “un milagro”, y lo que es peor, no creo que la chica en cuestión haya pensado que su anécdota terminara en éste blog xD


¿Ustedes han tenido historias bizarras en algún baño? Eewwr quizá no todas puedan ser contadas, como sea, linda semana queridos lectores y fíjense si hay papel antes de entrar xD.

La ausente


Hola mis queridos lectores, sé que los he tenido muy abandonados y les debo una razón la cual detallaré.
 
Hace unas 2 semanas la compañía de teléfono la volvió a hacer, por poco más de 2 semanas me quedé sin internet de un modo ligeramente bizarro:
 
Resulta que mi línea telefónica se “cruzó” con la de mi vecino, mi vecino tiene un local de comida y como tiene varios trabajadores no cuenta con servicio a celular ni internet, así que al estar cruzada la línea yo tampoco los tenía.
 
-Para los que no me entiendan las llamadas que debían entrar al teléfono de mi vecino llegaban al mío, las mías al de mi vecino, lo cual era un verdadero problema-
 
Pues bien, como bien es mi costumbre me puse a lanzar tweets al por mayor (sí, cuando algo afecta mi estabilidad tiendo a llenar el TL de mis seguidores con cuanta barbaridad se me ocurra –eso podría explicar por qué no supero los 105 xD-) Así que después de varios tweets de “en un momento nos comunicamos contigo” me desesperé y dejé que las llamadas al servicio al cliente de mi madre surtieran efecto (sí, lo más fácil sería cambiar de compañía pero resulta que no cualquier compañía entra al lugar donde vivo –les juro que no está tan feo- así que no lo vi como una buena opción. 

Después de 2.5 semanas (y de muchas llamadas queriendo pedir comida) por fin restablecieron el servicio, no sé si los trabajadores de mi vecino hayan hecho llamadas que me obliguen a pagar después ya que ¡no llegó el recibo! En el sobre sólo venía una hoja de alguna propaganda pero no lo que se tiene que pagar, así que esperaré esperando no pagar de más por un servicio que se tardaron mucho en arreglar.
 
Saludos y bonita semana lectores. =)