miércoles, 25 de enero de 2012

Papa


Ignoro por completo su opinión respecto a la visita del Papa a México, sin embargo puedo decirles que de verdad  estoy completamente en desacuerdo. Explico, el gobierno debe pagar tooooodos los gastos del señor, que si la ropa, que si el hospedaje, que si la comida… y dado que no es cualquier señor no se le puede dar cualquier cosa, tiene que ser lo mejor de lo mejor y yo me pregunto ¿el señor lo merece?

No me malinterpreten, lo que quiero decir es lo siguiente, en este momento se hacen dos colectas en el país, una para juntar dinero, comida y ropa para los rarámuris, otra es juntar el dinero para pagar los gastos del “Santo Padre”, evidentemente y debido a la gran cantidad de fieles los rarámuris se quedarán sin ropa, sin comida y sin dinero, a mi parecer pasa lo mismo que con la llamada “Estela de luz”, no es algo que necesitemos, no pedimos, pero nos hace ver bien ante los demás países y ¿quién se negará ante esta razón tan lógica?

También creo que tiene mucho que ver la cantidad de creyentes así como el tamaño de “su fe” ya que, literal, se quitan el pan de la boca para donarlo a la iglesia, para que el Papa nos visite, porque,  ya nos visitó uno ¿porqué no lo haría otro? ¿Porqué deberíamos negarle esa oportunidad?

Ya sé que quizá mi argumento no es muy válido para muchas personas, tomando en cuenta mi tendencia al ateísmo y su fe pero, yo de verdad quisiera que este señor se quede en su casa, haciendo lo que un Papa hace y que, toooodas las donaciones destinadas a su viaje sean usadas en algo “más productivo”, llámese rarámuris, llámese apoyo a la educación o lo que sea, no puedo decir que no me importa en qué se use ese dinero porque sí me importa, porque hay una cantidad increíble de personas que necesitan tanto, comida, ropa, agua potable, no sólo en México, en todo el mundo y de verdad me parece increíble que todos los recursos que pueden ser aprovechados para ayudar a cierto porcentaje de estas personas se utilice para que un señor se pasee por el planeta o para que una torre sin sentido se vea bonita y adorne la ciudad.

Esta es, queridos lectores, la simple opinión de una chica, repito, hago todo lo que puedo por respetar otras opiniones y otras religiones, es sólo que en muchos casos, aunque sienta que no les falto al respeto simplemente no puedo entenderlo, para mí es muy fácil dejar al señor encerrado en su casa pero, para los creyentes es de vital importancia verlo y lloran de la emoción, dicen que sienten algo especial al verlo, pero es algo que simplemente no entiendo y me parece un poco difícil, sobre todo cuando estas personas no respetan mi carencia de religión, pero bueno, aquí por hoy.

Sonrían siempre

1 comentario:

  1. La voz de la razón a hablado, como buen usuario del método científico la razón y la lógica estoy totalmente de acuerdo con tu argumento.

    Atte: Nulo Lector

    ResponderEliminar