sábado, 28 de septiembre de 2013

Superación



Hace poco empecé a leer el libro “Los hombres que no amaban a las mujeres”, escrito por Stieg Larsson, un muy buen libro a mi parecer, el gran problema que he encontrado con dicho libro es la opinión de las personas, ok, no siempre me importan los demás y me importa menos lo que piensen, pero es molesto.

Ya van varias personas que creen que se trata de un libro de superación personal y ciertamente tiene nombre de pero dichos libros no me gustan, he leído uno completo porque no tenía más libros que leer y porque no tenía dinero para comprar uno, me pareció bien, a secas, el libro consistía de una serie de 4 libros, no busqué los demás, sin embargo hace no mucho me encontré con otro libro de esa colección, ya no son 4, son al menos 6.

La razón por la que los libros de superación personal no me gustan creo que es algo simple, aunque no lo he exteriorizado tal cual, si una persona busca un libro es ese tipo es porque cree que necesita algún tipo de ayuda, para mí lo más lógico sería que la persona en cuestión fuese a algún tipo de terapia, muchas personas que conozco van a terapias del tipo religioso y está bien, lo malo es cuando te tratan de convertir, cuando ven en ti una especie de alma más que perdida y que al traerte “de vuelta al rebaño” se ganan una súper mansión en el paraíso, desafortunadamente lo han hecho tantas veces algunas personas de determinada religión que han hecho que por el simple hecho de que algo pertenezca a esa creencia no me guste y trate de evitarlo, algo parecido pasa con estos libros ya que según yo producen el mismo efecto en mí. Ahora, cuando leí el libro de superación personal según yo me ayudó a ver algunas cosas de mi antigua relación (lo leí poco después de que terminara), lo que me encontré al leerlo fueron cosas que ya sabía pero que por alguna razón me había negado a ver y que de alguna forma me facilitó el salir de ahí, aún así y de momento no creo volver a leer un libro del tipo, es por ello que me molesta que pregunte si este libro lo es.

Para empezar los libros de superación personal son muy delgados y caros, el que tengo no pasa las 180 páginas y costó entre 150 y 180 pesos, claro que he gastado más en otro tipo de libros, pero la cantidad de hojas y la historia lo compensa considerablemente, algo que yo ignoraba de éste tipo de libros es que la graaaam mayoría son escritos precisamente por personas adeptas a la religión que menos me agrada y que trata de “ayudarme” cada que tiene oportunidad, lo cual hizo en automático que perdieran valor ante mi (si ya tenían poco, imagíniense con eso).

Básicamente esa es la razón por la que me molesta considerablemente que pregunten si el libro me está ayudando Para quien no lo conozca es un libro gordo (como me gustan ¡caray!) simplemente 665 páginas, la edición que tengo cuenta con una mujer amarrada con pose de “ayúdame” y actitud desafiante, cero que ver con un libro de superación personal, lo que no muchos saben es que se trata de la historia en la que se basaron para filmar “la chica del dragón tatuado”, todo es sumamente parecido, dicha versión americana (la única que he visto) difiere únicamente del libro en el final, algunos detalles cambian a lo largo de la historia pero mantiene la esencia, el final no tanto, curiosamente alguien de los que preguntaron no sabían de la película (bueno, sí sabía pero no ha visto la película), ese es un punto aparte.

Pero bueno, yo trataré de respirar cuando pregunten sobre el siguiente libro ya que “la chica que soñaba con un cerillo y un galón de gasolina” no parece un nombre muy agradable y/o pacífico, aunque tampoco de superación personal, a ver qué pasa con esto.

Bueno, eso es todo en esta ocasión queridos lectores, que tengan una linda semanita =)

domingo, 22 de septiembre de 2013

Libro



Hace poco y por asares del destino me encontré con un libro llamado “Tiempo de matar”, al leer la contraportada me pareció un libro interesante, además de ser un libro de esos gordos que me encantan y estaba barato (oigan, un libro de 642 páginas en menos de 100 pesitos, no en cualquier lado), decidí comprarlo, juro que en ningún momento me pasó por la mente que fuera uno de esos libros malos pero malos que por ello son baratos.

El autor del libro es John Grisham, es el único libro que he leído de él, hace poco al pasear por la librería (¿qué? Paseo por las librerías para ver cuál será mi próxima adquisición) vi otro libro de él pero de ahí en fuera me es completamente desconocido, según Google el tipo se dedicó a la abogacía y política, lo cual explica la fluidez del tema en el libro, pero bueno, yo aquí contándoles muchas cosas y no saben de qué se trata el libro, así que vayamos por partes.

El libro se centra en Misisipi, empieza narrando la violación a una niña “negra” por parte de dos “blancos” (sé que está penado tal discriminación pero es parte importante de la historia), la niña contaba con sólo 10 años y los tipos se encontraban alcoholes y drogos y dejan a la peque más muerta que viva, pasado algún tiempo el padre de la niña decide hacer justicia por su propia mano, ya que se encuentra en una localidad por demás racista (que es la parte importante mencionada unas líneas arriba). Total que se viene una oleada de indignación hacia los violadores por un lado y hacia el padre de la niña por el otro, se arma todo un zafarrancho por parte del mejor abogado y del mejor fiscal para evitar que el padre de la niña sea condenado a muerte y para hacer que lo condenen, incluso interviene el Kukuxklán.

Debido al título me imaginaba una historia sumamente sangrienta, con muertos por doquier, no es así, efectivamente hay varios muertos y/o violentados pero la historia más bien es del tipo legal, en algunas partes llega a ser tediosa o confusa por todo el lenguaje legal que maneja pero aún así es fluido, tiene la letra algo pequeña lo que en mi caso hizo que tardara más de lo previsto leyendo (no soy tan floja, simplemente así le caben más palabras a la hoja), en algunas partes llega a ser repetitivo, del tipo “entonces el sujeto se acercó a la barra y pidió un café latte descafeinado con azúcar mascabado y 7 chisas de chocolate. –Buen día señora, por favor me deme un café latte descafeinado con azúcar mascabado-“ pero eso me pasó a lo más en 2 ocasiones, igual es raro.

Ahora, un día me encontraba contándole a mi vecina lo maravilloso de mi libro cuando me dijo “si está padre, yo vi la película” y yo con cara de “¿a poco hay película?” Pues según Google sí, actúan Matthew McConaughey, Sandra Bullock y Samuel L. Jackson, entre otros, realmente no he visto la película, tendré que hacerlo pero de primera instancia los personajes no me convencen, son buenos actores y todo pero uno siempre se imagina a los personajes de cierta manera y ni Matthew ni Sandra me convencen, Samuel puede pasar pero me imaginaba a este personaje más como Terry Crews (el padre de Chris en “todos odian a Chris”), da igual, según lo que entendí el autor del libro estuvo de acuerdo en que estos actores fueran los protagonistas, cuando vea la peli les contaré.

Buenos queridos lectores, el espacio del que normalmente dispongo se acaba, es un muy buen libro, no les contaré el final para no arruinárselo, cuenta con partes predecibles y otras no tanto, con giros imprevistos y demás y aunque me quedé con ganas de ver un desliz sexual por parte del abogado no me quejo, realmente me gustó así como espero les haya gustado ésta primera entrada de reseñas, no puedo contarles más para no arruinarles la historia.

Tengan una bonita semana queridos lectores, lamento siempre cortar las entradas así pero no hay forma alguna en la que sea corta y bien explicada, trataré de mejorar eso. Besitos ciao =)

lunes, 16 de septiembre de 2013

Reseñas



Desde hace algún tiempo he querido hacer algunas reseñas en este espacio pero me parecía que chocaba con el concepto, ahora con motivo de un año más creo que es el momento propicio para ello.

No sé muy bien qué reseñaré, tampoco cuántas entradas pueda hacer con las cosas que por ahora se me ocurre reseñar así que una vez más pido su comprensión en esta nueva etapa por así decirlo.

Hasta ahora se me ha ocurrido reseñar algún libro, uno que otro producto de belleza, quizá alguna película (sin arruinar los finales claro está).

Por supuesto que para traerles todo eso necesito más experiencias así que he comprado más libros (2 de ellos para hacer una pequeña comparación), no he salido más pero ese es otro asunto, trato de empaparme de más temas que me interesan y de los cuales podría darles mi punto de vista (como el hecho de comprar chorizo de soya, no sé cocinar y menos aún la soya así que ya les contaré cómo me va), esto con el fin de que este blog se vuelva aún más diverso e interesante (ok, quizá no sea muy interesante en ocasiones), por supuesto que se aceptan críticas y puntos de vista y en caso de aplicar pueden hacer que este espacio se vuelva no sólo más diverso, también más interesante, ya saben, paso a paso.

Bonita semana mis queridos lectores, abríguense y usen paraguas, buena vibra a Oaxaca, Guerrero, Tampico, Veracruz y demás estados afectados por el huracán y la tormenta, si pueden ayudar háganlo, no sólo por tener parientes allá, más bien porque la ayuda es necesaria, recuerden que no es necesario ir hasta allá, basta con ir a un centro de acopio a llevar víveres, productos de aseo de casa y personal, la cruz roja no está aceptando de momento agua, medicina o ropa, así que pueden ayudar con atún enlatado o bolsa, azúcar, mermelada, toallas sanitarias, rastrillos, pino, jabón, sardinas enlatadas, verduras y cosas por el estilo, no recuerdo muy bien toda la lista, yo me daré a la tarea de buscar un centro y apoyar (de otra forma sería ilógico el invitarlos a hacerlo). 

Y bueno, ésta no es una reseña como tal, sólo el porqué podrán verlas en unos días. Hasta luego lectores.


domingo, 15 de septiembre de 2013

¿Mala suerte?



Normalmente no suelo creer que un día de buena o mala suerte, creo que es algo que cada quién atrae con su actitud pero dicha creencia me falló éste viernes.

Para empezar y pese a que la noche anterior me dormí más temprano de lo usual me quedé dormida y desperté con mucho sueño, haciendo acopio de toda mi fuerza de voluntad me levanté, arreglé y desayuné para salir a trabajar, el metro estaba lentísimo, como pocas veces y aunado a lo anterior generó un retraso como de 40 minutos de mi hora de entrada, “como sea” pensé y me puse a trabajar en los pendientes, total que organizando la mañana pude ir a comer (con demasiada hambre por cierto) a una hora decente, para consentirnos un poco las chicas y yo decidimos comer sushi, la comida tardo demasiado en ser preparada y cuando llegó a la mesa ya casi terminaba nuestro tiempo para comer, así que comimos súper rápido (algo bien raro en mi).

El viernes también fue cumpleaños de alguien del área y como mi jefe me encomendó la gran misión (sí, claro) de adornar los lugares de los cumpleañeros con globos me puse a inflar unos cuantos y acomodarlos en su lugar, para que cuando regresara de comer el fulano viera que su cumpleaños no fue olvidado y ¡oh sorpresa! Parece que al tipo no le agradó porque acomodó los globos como se le dio la gana, o sea, ni medio desmayarme inflando 5 globitos le bastó como para dejar mi simple adorno en paz, pero bueno, me dije.

Al continuar la tarde me puse a terminar pendientes para poder salir a las 6 de trabajar y disfrutar el viernes (y puente) en casita cuando ¡Tómala! Que mandan más cosas antecito de las 6, entro ello y algún pendiente surgido por la amenaza de huracán en Tampico (en ese momento sólo era mera amenaza) termine saliendo a las 8 de la noche “bueno, ya voy a casa” me dije muy molesta y me dirigí al metro, lugar donde me encontré a un compañero que se puso a bromear (como si para ese momento tuviera ánimo de bromear) y al ver mi cara molesta y una respuesta de mala gana se alejó, a lo cual yo me dije “pues me vale si se enoja, ni sé cómo se llama” xD

El metro estuvo bien salvo los vendedores ambulantes que no me dejaron dormir y una tipa con voz de pito que no dejaba de hablar, al salir al lugar donde pasarían por mí para llegar a casa el horror de horrores y tan típico en ésta ciudad: congestionamiento vial. Tarde algo más de 2 horas para llegar a casa en ese “pequeño” tramo de usuales 30 minutos.

Para cerrar con broche de oro el tipo al que supuestamente vería el día de ayer estaba “desaparecido”, o sea, no se conectó para ponernos de acuerdo a pesar de que, aparentemente, él parecía más interesado en verme que yo a él (preguntó 4 de 5 días si nos veríamos) por lo que me molesté con él y me dije “ahora pasaré todo el sábado rascándome el ombligo y le diré que estaré ocupada para no verlo” y pues… básicamente esto hice jajajaja

Bonita semana mis queridos lectores

viernes, 13 de septiembre de 2013

3 años



Este pequeño espacio cumple 3 años, 3 años de muchas cosas, experiencias, decepciones, promesas, alegrías, tristezas, metas cumplidas, rotas, replanteadas, de vida.

Quizá debí haber organizado un gran festejo por esto, quizá debí de haber realizado una serie de entradas en las que explicara la evolución del blog y de mi, quizá debí haber hecho un cambio de imagen, quizá debí haber hecho muchas cosas que no hice a pesar de haberlas pensado, simplemente no lo hice.

Lo que sí haré será recordarles o, para los que no lo sepan, hacerles saber cómo es que éste blog nació.

Hace 3 años yo no tenía un novio ya que algunos (o algún, mi memoria de ese entonces falla respecto a las fechas, no a los acontecimientos) meses se rompió la relación que tenía de una forma no muy bonita, además de que era mi primer novio y yo su novia número 8 (ignoro cuántas novias tuvo antes, pero 8 es un buen número xD) y por cómo se dio todo me sentía sumamente frustrada y me quejaba al respecto, un día un muy buen amigo me sugirió escribir un blog, él tenía uno y ahí descargaba toda su frustración, inconformidad, cuestionamientos y demás, yo sabía de la existencia de su blog y llegó a hablar de mí en él (vía Messenger tuvimos una discusión de que el nesquick era mejor que los chococrispis –las zucaritas no entraban en la competencia-, así que realizo una encuesta en su blog preguntando la opinión de sus lectores y para sorpresa de todos ganaron las zucaritas xD)  quizá hubo más entradas sobre mí, no lo sé, no leí todo su contenido y hace tiempo cerró su blog por no poder actualizarlo tan seguido, de repente los desplantes de los amigos del muchachito en cuestión y algunos de él (digamos que los amigos por alguna razón parecían más indignados que el chico) empezaron a molestar tanto que termine accediendo a la idea de escribir un blog, el cuál empezó a ser un espacio meramente de quejas (quienes han leído las primeras entradas lo saben) y que con el paso del tiempo se empezó a volver un espacio en el que se ha podido hablar de muchas cosas: Política, anime, amor, desamor, lugares y demás; dinámico con la fallida idea de los retos (sí, aquella idea en la que ustedes, queridos lectores, sugerían un tema del que hablar y que sólo tuvo 8 entradas), inconstante, ya saben, aquellos periodos en los que hay entradas regularmente y aquellos en los que parezco que me pierdo.

Pero bueno, este espacio es mío, un espacio en el que amablemente han decidido entrar y no puedo más que agradecerles que lo hagan, que me dediquen parte de su vida leyendo mis ideas es algo sumamente maravilloso, tener más de 5600 visitas es algo único, quizá haya quien piense que menos de 6000 entradas en 3 años es poca cosa pero dada la frecuencia de las entradas es más que increíble así que muchas gracias a todos aquellos que leen esto.

Y bueno, por último pero no por ello menos importante muchas gracias al pequeño ogro que logró convencerme de abrir este espacio, ya no tiene cuenta de blog pero si desean agradecerle (sólo agradecerle, no se vale insultar ni nada malvibroso) mándenle un tweet @EGROJtheOGRE 

Hermoso fin de semana queridos lectores, si toman no manejen y échense un trago (sólo uno) por más años de este blog.