sábado, 16 de agosto de 2014

"Aceptamos marido como animal de compañía"



Hola queridos y fieles lectores, sé que los he tenido muy, pero muy abandonados últimamente, no daré explicaciones al respecto, simplemente vayamos al grano.

Hace poco leí un libro llamado “Aceptamos marido como animal de compañía” no es que esté pensando en casarme, sólo me pareció hilarante el título aunado a la descripción de la contraportada, que al parecer al momento de comprar el libro no entendí, ahora que la releo me parece una… ¿cómo decirlo sin que se escuche feo? Basura.

El libro, “escrito” por Miriam Lavilla y publicado por Editorial Vergara no es más que una recopilación de los artículos de una revista realmente escritos por Serena Brie.

La narrativa empieza con una pequeña biografía de Serena Brie (No sé para qué, realmente), se continúa con 2 decálogos femeninos, diametralmente opuestos, uno indica que la esposa debe ser una completa sumisa, ser prácticamente esclava y estar “dispuesta” cuando el marido esté “ganoso” aunque ella no lo esté (apuesto que Christian Grey estaría feliz), el otro, escrito por la guía de Serena, indica que la mujer debe mostrarle al hombre cuán difícil es ser mujer y ama de casa, aspirando y limpiando cuando él esté dispuesto a descansar, quejándose de vez en vez, dejando que él haga cosas por sí mismo mientras ella se va de fiesta con las amigas… o amigos, acostumbrándolo a que una va a salir con las amigas una vez al mes… aunque a quien se vea no sea a alguna amiga (WTF?)

Y todo eso sólo es el preámbulo de “la historia”, o más bien, una detallada descripción y consejos que nada tienen que ver con la historia, al momento de entrar en la “historia” no se hace más que narrar la vida de una chica y sus amigas, que si alguien cree que ha tenido mala suerte en el amor de verdad que no se compara.

Explico, normalmente una chica tiene mala suerte, una o dos amigas también, ero es pasajera ya que no dura taaaaaaanto, aquí la mala suerte la comparten 5 chicas por años, pasando con cada tipo de hombre que una no cree cómo una sola persona pueda conocer tanta variedad en su vida ya que las chicas de la historia se relacionan desde el metrosexual, el sobreprotector, el mantenido, casado… puf, yo creo que una puede toparse con 2 o 3 tipos, pero ¿todos? Mejor que se haga lesbiana, igual y le va mejor.

En resumen y para concluir mi crítica al respecto, está bien que odien a la naturaleza, pero no maten árboles para escribir cosas así, bien que se quejan del libro de Jenny Rivera, pero fácilmente éste podría hacerle competencia, aunque ahora que lo pienso, no he leído el libro de Jenny como para hacer semejante aseveración, pero bueno.

¡¡¡Bonita semana queridos lectores!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario