domingo, 16 de febrero de 2014

¿Amigos?



Hola queridos lectores ¿qué tal su 14 de febrero? El mío salió más o menos como lo planee. Les contaré:

Llevaba semanas pensando pasar ese día con la persona más importante para mí (o que en teoría debería serlo), o sea, yo, principalmente por la ausencia-presencia de cierta persona a mi vida que causa tantas cosas en mí que prefiero estar alejada, no es que él haya sido el factor dominante, para nada, pero sí tuvo algo que ver aunque seguramente ni se enteró.

Pues bien, llevaba tiempo planeando cómo escaparme de las chicas con las que como a diario, por alguna razón las personas no comprenden cuando les dices “Quiero comer sola”, creen que es pecado o delito permitir que una persona coma sola cuando el pecado, a mi forma de verlo, es no respetar dicha decisión, a fin de cuentas, siempre necesitamos un momento para estar con nosotros mismos.

Pues bien, es tradición que cada viernes salgamos a algún lugar a comer, casi siempre a un tianguis y la mayoría de las veces las personas con las que voy desean comer carnitas valiéndoles medio pepino que no me guste tal platillo, por lo cual ellos comen carnitas y yo quesadillas, es decir, aunque no lo vean así es una forma de abrirme y aún así se molestan cuando les digo que no quiero comer con ellos  e insisten en que los acompañe, pero bueno, el plan era decirles que a modo de “protesta social pacífica” el viernes llevaría comida al trabajo y comería yo solita, que ellos sin problema podían salir a comer como cada viernes.

El jueves, un chico que sólo come con nosotras los viernes trató de convencerme de no protestar y acompañarlos a comer, le dije que yo no quería carnitas y me dijo que él tampoco, que comeríamos hamburguesas, tontamente le creí.

El viernes al acercarse la hora de ir a comer (faltaban 2 horas pero hay que prevenirse) fue a decirme que cierta chica , a la que llamaremos Prudencia (por imprudente y de quien quizá les cuente algo más después), se le habían antojado los tacos de carnitas (¿qué repetir 700 veces que no me gustan no son suficientes?) como buena persona que soy le dije que yo no quería y que fueran ellos, sin problema alguno a comer sin mí, dijo que investigaría qué podía hacer para cambiarlo por hamburguesas pero al parecer Prudencia no dio  su brazo a torcer, así que la opción eran carnitas. A la hora de comer les dije que se adelantaran por sus carnitas ya que aún debía mandar un archivo y que los alcanzaría después (ingenuos), no sé si tenían mucha hambre o si le he hecho algo a Prudencia (parece que es quien mueve los hilos –o al menos trata-) ya que no me esperaron a comer =)

Por si lo preguntan no, no comí hamburguesa, comí una ensalada muy rica por cierto frente a las cajas del súper, fue muy entretenido estar conmigo misma, tuiteando y viendo a las personas que hacían el mandado, algo muy placentero para mí, muy entretenido y sobretodo muy bueno para mi salud emocional.

Besos queridos lectores, no se amarguen y sean felices, a mi me dicen amargada por grinch, pero así soy feliz así que no me importa =P

No hay comentarios:

Publicar un comentario