sábado, 12 de octubre de 2013

Modales



Hoy hubo reunión en casa con ciertas amistades de mi madre, yo no soy muuuuuuy social que digamos, al menos eso quiero crees ya que soy terriblemente enojona y me engento rápidamente.

Aún así me encanta ir a lugares como Coyoacán o el centro pero bueno, eso es otro asunto, en la reunión se le tuvo que estar hable y hable por teléfono a los hijos de una señora para que llegaran, ya que ella llegó primero para ayudar a cocinar, la otra señora llegó con sus 2 hijos. Al poco tiempo llegó su esposo (le hablaron para decirle dónde estaban porque no le habían avisado) y su sobrina, simplemente llegaron, no les hablaron tal cual para que llegaran, la otra señora sí tuvo que hablar, llegaron sus 2 hijos menores y el mayor ni sus luces, se le tuvo que hablar varias veces para que llegara con su esposa y sus hijas y terminaron llegando hasta que quisieron.

La cuestión de cuántas personas llegaron me parece un dato curioso y a resaltar pero que no tiene mucho que ver con el post, más bien sería material para otro pero igual haré una breve mención: la primera señora que llegó, la llamaremos panchita, tiene 3 hijos y se separó del marido hace tiempo, ella trabaja lo mejor que puede para sacar a sus hijos adelante, a los 3, incluso al casado, sus nietas y nuera así que a la reunión se le pidió que únicamente llevara las salsas porque panchita no cuenta con los recursos suficientes para cooperar con otra cosa peeeeero sus hijos tienen teléfonos celulares que cuestan más que el mío, ropa y zapatos buenos (no digo que los míos no lo sean pero no “estreno” tan seguido como creo que ellos lo hacen). Pero bueno, el punto de ahondar tanto en esta familia es que fue mi detonador de mal humor, el chamaquito (unos 15 años según calculo) tiene en su cel uno de esos programillas para obtener la clave de cualquier señal de internet que le llegue, obtuvo la de mi modem y se la pasó a la hermana y a la hija de la otra señora, en ese momento me percaté que se robaban mi internet.

Lo que me molestó considerablemente fue el hecho de que se robara la señal de esa forma, es decir, las personas que nos han llegado a visitar y pedir la clave se la proporcionamos sin problema alguno, lo mismo podría haber pasado de haberla pedido, pero no, la robó y la compartió estando yo a un lado, dado que nos encontrábamos en el patio y mi cel ya estaba descargado no me costó trabajo tener una excusa para entrar a la casa y apagar el modem, cuando regresé junto a ellos se empezaron a preguntar “oye, ¿tienes internet?” y la pequeña esperanza de que robaran el del vecino se desvaneció así que no prendí el modem hasta que se fueron a su casa.

Sé que quizá es una reacción bastante egoísta pero no lo creo tanto, o sea, mi vecina pidió mi contraseña de internet y como nos llevamos muy bien la tiene y la usa cuando lo necesita sin problema y sin avisar cada que la usa pero no la roba, mis primos llegan y piden internet así que tienen la clave, igual que algún que otro amigo, ya que ¡la piden! Además de que me parece algo ilógico y grosero el hecho de decir “¿puedo entrar a tu baño?” pero no el “¿me puedes proporcionar internet?”, eso debería ser parte de la educación de uno ¿no? ¿me malviajo demasiado? Igual y si pero no dejo de verlo como un robo y un abuso de confianza además como una total falta de educación.

P.D. Cuando le conté a mi hermana (pensé que se molestaría conmigo y me llamaría envidiosa) casi casi aplaudió mi acto dado que también le pareció una falta grave por parte de estas visitas.
P.D.2 El chamaquito no tardó en encontrar otra red que robarse, seguramente la del vecino pero eso me hizo pensar en cuánta gente puede estar colgada de mi modem y yo ni en cuenta =/

P.D. 3 Yo hablando de "hoy" y ya es domingo xD ok la reunión fue el sábado. xD

Linda semana queridos lectores, no hagan bilis.

1 comentario:

  1. Consejo: Entra a la configuración de tu modem (Telmex o Cablevisión tienen en sus respectivas páginas las instrucciones para hacerlo y es un proceso sumamente sencillo), cambia tu tipo de contraseña de WEP (típica y hackeable por esas aplicaciones) a WPA o WPA2, genera una clave más segura y listo. Solo restaría configurar tu nueva clave en tus dispositivos y compartirla con quien tú quieras y así dejaras de preocuparte por que te roben el internet.

    Respecto a tu enojo creo que tienes toda la razón; Estando en casa de alguien más no vas y simplemente abres el refrigerador porque tienes hambre (a menos que sea casa de Egroj), lo correcto es preguntar respetuosamente lo que necesitas.

    ResponderEliminar